Las reacciones del deporte ante la guerra en Ucrania

Una semana después del comienzo de la invasión rusa en Ucrania, el mundo del deporte ha demostrado una gran unidad y las sanciones han llegado en forma de cancelación de eventos y la prohibición a lxs deportistas del país de competir bajo la bandera blanca, azul y roja.



 

Es posible que, para muchos, el deporte pase a un segundo plano en un momento tan complicado como el que está viviendo Ucrania desde que, el pasado 24 de febrero, el líder ruso Vladimir Putin ordenara la entrada de tropas y el inicio de la invasión en el Donbas. Pero el mundo del deporte, como uno de los elementos integradores y de justicia social con más impacto en la sociedad actual, también juega sus cartas en esta desigualada partida de ajedrez.


sanciones en todos los deportes

-Fútbol: el "deporte rey" no dudó en tomar decisiones sólidas y veloces. Quizás, la sanción más grave que ha sufrido Rusia es la exclusión del Mundial de Qatar de 2022, pero no la única. La UEFA también ha cambiado la sede de la final de la Champions que se iba a celebrar en San Petersburgo y la ha trasladado a París y la selección femenina ha sido expulsada de la Eurocopa de este verano. El otro gran varapalo ha llegado de la mano de Adidas, quien hasta ahora patrocinaba a la selección rusa y proporcionaba sus equipaciones, ha decidido cortar esta relación de forma unilateral.


Además, a nivel de clubes, la UEFA también ha decidido expulsar a los equipos que participaban en sus torneos.


-Baloncesto: la FIBA y la Euroliga han tomado decisiones similares a las del fútbol. Sus equipos (muchos de los más poderosos y favoritos en las competiciones) han sido expulsados de las grandes competiciones europeas. Además, se ha roto el contrato con el VTB Bank, uno de sus principales patrocinadores.



A título personal, son varios los jugadores que han roto sus contratos con los equipos rusos más importantes. El primero de ellos fue el georgiano Tornike Shengelia, exjugador del CSKA de Moscú, quien ha declarado "no poder jugar para un equipo del ejército ruso".


-Fórmula 1: la Federación Internacional de Automovilismo también ha actuado de forma tajante. La cancelación del Gran Premio de Rusia fue la primera decisión, y la siguiente afecta directamente a la escudería Haas, a la que se le ha ordenado retirar toda la simbología rusa que portaba. Su continuidad en el Mundial, a día de hoy, sigue en el aire.


Y es que al igual que estas tres, han sido muchas las federaciones que han decidido aislar a Rusia y a Putin en el plano deportivo: el Taekwondo le ha retirado el cinturón negro honorífico y la natación, la Orden otorgada en 2014. El karate, el ajedrez, el voleibol, el atletismo, el judo y un sinfín de otros organismos más han prohibido la participación de Rusia y cancelado todos sus eventos en su territorio.


la otra cara de la moneda

La cruda realidad es que, por muchas sanciones que se le estén imponiendo a Rusia, los que sufren las consecuencias más graves a día de hoy son otros. Son muchas las historias que están saliendo a la luz de personalidades del deporte ucraniano que están viviendo con sus propias carnes la crueldad de la guerra. Como es el caso de Yuri Vernydub, entrenador del equipo de Champions Sheriff Tiraspol, que se ha visto obligado a cambiar los banquillos por las trincheras. Batalla en la que también estaban Vitalli Sapylo y Dmytro Martynenko, dos futbolistas ucranianos que han fallecido defendiendo su tierra y que FIFPRO confirma como "las dos primeras pérdidas del fútbol comunicadas en esta guerra".


Otra caso que hemos podido seguir de cerca es el de Lluís Cortés, entrenador de la selección de fútbol femenina de Ucrania, quién después de varios días de viaje ha conseguido llegar a España. En una entrevista, declaró que "las jugadoras y toda Ucrania saben que lo están perdiendo todo, que muchos están huyendo pero sabiendo que dejan su vida atrás".


Además, hasta hace apenas unos días, los equipos nacionales de Ucrania seguían compitiendo a nivel internacional: la selección de fútbol femenina se acababa de programar campeona de la Turkish Cup y también, una vez empezada la guerra, la selección de baloncesto masculina se enfrentó a España en un partido clasificatorio, dejando además, una de las imágenes más emotivas de la agenda deportiva.


La ovación del público de Córdoba a la selección ucraniana. Fuente: Baloncesto España


En nuestra opinión, el objetivo del mundo del deporte es demostrar ejemplo, actuar de manera firme, ética y coordinada. Concienciar al mundo de que lo que se procura es detener una invasión y no crear crispación que aumente el conflicto. Que los valores del deporte se impongan en un momento crítico de la sociedad y que todos desearíamos que no hubiera ocurrido jamás.