¿Cómo ha sido la primera iberdrola para cada equipo?

Después de una semana desde que se finalizase la temporada 21-22 de esta Primera Iberdrola, ya nos ha dado tiempo a reflexionar con calma sobre cómo ha sido realmente el año y a no tomar pensamientos en caliente. Nuestro entrenador y analista, José Luis Sánchez Vera se ha puesto manos a la obra. ¿Cuáles son sus sensaciones?



 

La Primera Iberdrola se mantiene como una referencia en el fútbol femenino internacional. Si bien es cierto que esta temporada ha estado inmersa en un año duro en lo extradeportivo, las propuestas sobre el terreno de juego siguen siendo muy atractivas y la calidad individual del campeonato se mantiene en el máximo nivel. Esta incertidumbre general hace que todos los que nos dedicamos al fútbol femenino tengamos un saber un poco amargo de lo que ha sido el año, pero no perdemos la esperanza de que, el próximo año, la competición tenga el soporte que verdaderamente se merece, requiere y necesita.


En cuanto al aspecto deportivo, hemos vuelto a ver a un FC Barcelona que sigue siendo el total dominador de las competiciones mostrando, un año más, un gran nivel de juego. Pese a que el nivel del Barcelona ha sido inalcanzable para todos -30 victorias en 30 partidos-, es importante ver como otros equipos como pueden ser la Real Sociedad o el Granadilla Tenerife han sorprendido y han estado a un nivel sobresaliente, hasta el punto de llevar contra las cuerdas a los “más grandes” durante todo el año.




Mi opinión general es que ha sido otro año de crecimiento de nuestro fútbol femenino, pero pienso que se ha quedado un poco descafeinado en lo extradeportivo e incluso también en lo deportivo. Esto lo único que hace es ilusionarnos y animarnos todavía más para poner todo de nuestra parte y seguir contribuyendo para todo lo bonito que está por venir.


el nivel de la competición

Pese a que se ha visto un fútbol atractivo y con propuestas muy interesantes, también es cierto que puede quedar la sensación de que hay equipos que no han conseguido los resultados que se esperaban. Equipos de los que se esperaba que estuviesen en zonas más altas de la clasificación y que no han cumplido con las expectativas a nivel d numérico.


La gran competitividad en la zona media de la tabla es lo que ha hecho que, en esa igualdad, ciertos equipos se hayan quedado un poco atrás. Una competitividad en la zona “cómoda” que se ha causado debido al afianzamiento de proyectos, modelos y aclimatación de jugadoras y cuerpos técnicos. La curva de crecimiento, que en los últimos años aumentaba exponencialmente, ha ido más pausada que en temporadas anteriores, pero se han asentando nuevas bases sólidas que en un futuro cercano serán más que aprovechables.


la gran sorpresa del año

Sin lugar a dudas, la gran noticia de la temporada ha sido el resultado que ha tenido la Real Sociedad de Natalia Arroyo, Amaiur Sarriegi y Nerea Eizagirre. Una propuesta de fútbol muy atrevida y que le ha mandado un mensaje al resto de equipos de que no sólo los más “grandes” o “históricos” pueden llegar a lo más alto, sino que si se trabaja de manera profesional y estructurada, se pueden alcanzar los objetivos si el talento acompaña.





lo mejor y lo peor de cada equipo

1. F.C Barcelona: de las culés hay que destacar su regularidad y su ambición. Esas ganas de seguir ganando son lo que convierten a los grandes equipos en dinastías. Poco malo se puede decir de ellas. Lo peor, el gran número de lesiones de gravedad.


2. Real Sociedad: el equipo revelación. Lo mejor ha sido su modelo, la creencia en una idea y la optimización del rendimiento individual y competitivo. Lo único malo, la plantilla corta a nivel competitivo y la necesidad de ampliarla en los próximos años.


3. Real Madrid: la creencia del equipo ha sido lo mejor. La capacidad de levantarse de una mala situación y de reconducir la temporada cuando peor estaban. Esto tiene relación directa con lo malo, que es su inicio de temporada irregular.


4. Atlético de Madrid: como club con carácter, del Atlético de Madrid siempre destaca su competitividad y su capacidad de levantarse. Algo que esta temporada no ha cambiado y que las ha tenido peleando por la Champions hasta la última jornada. Como aspecto negativo, han dejado dudas en el modelo y una sensación de inseguridad que no se veía en las anteriores temporadas.


5. UDG Tenerife: otra gran sorpresa en el campeonato. De las isleñas ha destacado su trabajo colectivo, sumado a un gran rendimiento individual en algunas futbolistas. La nota negativa ha podido ser, quizás, la falta de soluciones de juego en algunos partidos fuera de casa.


6. Levante UD: un año extraño para las granotas. Pese a que han podido competir en todo momento, la fase de competición europea ha podido pesar a final de año. Las lesiones y la carga de trabajo en los tramos iniciales de temporada han marcado la segunda vuelta del equipo.


7. Athletic Club: una gran propuesta de juego en un tramo inicial de la temporada, así como un gran rendimiento colectivo. Lo peor, la pérdida de criterio y las dudas que han aparecido cuando no llegaban los resultados.


8. Sevilla FC: un equipo que ha sido capaz de competir siempre, que ha luchado cada partido al máximo y que ha aprendido a manejar mejor los partidos. Como nota negativa, el equipo ha perdido identidad en relación a las temporadas anteriores.