5 barreras que debe romper el futfem... y 5 que ya se han roto

Con motivo de la celebración del día de la mujer del 8 de marzo, desde BePlayer queremos hacer una reflexión acerca de cómo está la situación de las mujeres dentro del mundo que nos compete; esto es, el fútbol femenino. Un sector que hace unos años era casi "residual" a nivel mediático y que, año tras año, ha ido creciendo hasta estar colocarse en la memoria de una gran parte de la sociedad.





 

Gracias a los avances de los últimos años, no tendría ningún sentido negar que, por suerte, el sector del fútbol femenino está en un gran crecimiento. El número de licencias y de futbolistas federadas se encuentra al alza desde el 2015 y, desde ese momento, las cifras casi se han duplicado -40.000 federadas en ese año y en el 2019 ya se habían registrado más de 70.000-. Pese a que la mejoría con respecto a los últimos años, nadie se puede conformar y, si queremos hacer de esto algo todavía más grande, debemos empezar por romper las siguientes barreras que tenemos por delante.


1. Profesionalización de la liga española:

Algo que parece muy cercano pero que, por el momento, no ha llegado. Quizás sea la pieza que desate el efecto mariposa y que suponga la consecución del resto de objetivos. Los primeros pasos como son el acuerdo de los 16 clubes y la ratificación del CSD, así como la creación de sindicatos, ya se han dado y, ahora, sólo falta seguir con este camino. El hecho de profesionalizar la liga le daría una dimensión nueva al fútbol femenino, mejorando las condiciones de todos los que la hacen posible. Algo ilusionante y necesario.



2. Potenciar el apoyo de las televisiones para hacerlo más accesible al gran público:

Una de las afirmaciones más conocidas en el mundo del marketing es la siguiente: “lo que no se comunica no se conoce; y lo que no se conoce, no se consume ni se compra”. Sin duda uno de los grandes problemas que está viviendo el fútbol femenino español es la gran dificultad que tienen los aficionados de seguir el día a día de sus equipos. La calidad del producto existe, pero faltan medios que apuesten por él.



3. Aumentar la presencia en los grandes escenarios:

Esta es una barrera que poco a poco se está fracturando. En ciertas ocasiones especiales conseguimos derribarla, pero no es algo cotidiano ni mucho menos. Cada vez son más los clubes que abren sus grandes estadios para partidos de fútbol femenino, como es el caso del Athletic Club o de la Real Sociedad en los derbis vascos de esta temporada, pero queremos más. La entrada y el ambiente en estas ocasiones siempre es magnífico y el fútbol femenino siempre demuestra estar a la altura del escenario.



4.Fomentar la profesionalización tanto dentro como fuera del campo:

La barrera de la profesionalización va mucho más allá de las entidades (Liga) o de las futbolistas. Muchas de las jugadoras ya disfrutan de una condición laboral profesional, pero el mundo del fútbol femenino lo forman muchas más piezas: entrenadores, preparadores, analistas o managers que hacen un gran esfuerzo y que merecen que su trabajo sea plenamente reconocido y recompensado.



5. Un gran título para la selección:

Un factor social en toda España. Conseguir el primer gran título de la selección española supondría un impulso para las generaciones siguientes, tanto para aquellas que ya están practicando el fútbol como para las que todavía tienen dudas. El fútbol femenino español está dando motivos para ilusionarse a las jóvenes y, sin duda que un título internacional de la selección marcaría un antes y un después.




lo que se ha ido consiguiendo

Pero como el 8M es un día de celebración, hemos de poner en valor otras cosas que hace un tiempo parecían imposibles de superar y que, gracias al esfuerzo y al crecimiento natural del deporte, se han derribado:


1. Crecimiento en redes sociales:

Las redes sociales marcan la relevancia que tienen las personas a día de hoy en la sociedad. Todo lo que está relacionado con las redes sociales y el fútbol femenino está creciendo: desde el perfil de los clubes hasta los de las propias deportistas. Se están alcanzando cifras que parecían imposibles y la dinámica es muy positiva, por lo que parece que los números , y todo lo que está relacionado con ellos, seguirán creciendo.



2. Aparición de referentes:

Muy ligado con lo anterior. El crecimiento de las cifras en redes sociales, unido al nivel que las jugadoras españolas están demostrando en los campos, conlleva a que las jugadoras se conviertan en referentes mediáticas para las más jóvenes. Un impulso de cara al fútbol femenino del futuro.


3. Crecimiento del deporte base

El crecimiento de las licencias está sentando unas bases de cara al futuro. Tanto la sociedad como los clubes y las marcas se están dando cuenta de que es un mundo en el que cada vez se moverá más gente. La generación actual es la que está creando ilusiones, y las del mañana serán las que rompan los récords que a día de hoy parecen imposibles.